Después del nuevo plan de reestructuración, que incluía el recorte de salarios y la eliminación de unos 1.700 empleos sobre 12.500, Alitalia corre el riesgo de desaparecer.

La aerolínea que durante 70 años fue compañía de bandera de Italia, está al borde de la quiebra y será vendida "al mejor postor", anunció este miércoles el ministro de Transporte italiano, Graziano Delrio.

Después del rechazo en un referéndum por parte de los empleados del nuevo plan de reestructuración, que incluía el recorte de salarios y la eliminación de unos 1.700 empleos sobre 12.500, Alitalia corre el riesgo de desaparecer.

Alitalia
La aerolínea italiana Alitalia será vendida
La aerolínea italiana Alitalia será vendida "al mejor postor"

Hay dinero para funcionar hasta mediados de mayo, a partir de ahí, según fuentes sindicales, se prevén congelaciones de pagos a provedores y demás medidas que permitan cumplir con sus obligaciones con los pasajeros. Alitalia, asegura, garantiza la operatividad.

Los sindicatos habían firmado la propuesta de reestructuración de la empresa, que suponía el despido de unos 1.000 trabajadores de una plantilla de 12.000, bajadas de sueldos (hasta un 20 % y una media del 8 %) y la profunda reformulación del negocio, que encamina a Alitalia a un modelo cercano a una 'bajo costo'.

Todo ello incluía una nueva inyección de unos 2.000 millones repartida entre sus propietarios (los bancos Unicredit y Intesa Sanpaolo y Etihad) y un porcentaje menor del Estado. Pero la votación de los trabajadores rechazó esa vía con un 'no' mayoritario (65,7 % con gran participación) y abocó a la empresa al abismo de su tercera quiebra en 20 años.

Según medios italianos, Alitalia sufre por la competencia de las aerolíneas de bajo costo y acumula graves pérdidas desde hace años.

Aeropuerto
La aerolínea italiana Alitalia será vendida
La aerolínea italiana Alitalia será vendida "al mejor postor"

Entre tanto, la dirección de Alitalia pidió al Estado italiano que designe una suerte de comisario extraordinario encargado de encontrar compradores o de organizar la liquidación de la empresa.

"Lo que va ocurrir probablemente será que se designe a unos administradores extraordinarios que en unos seis meses decidirán la venta parcial o total de los activos de Alitalia, o la liquidación", resumió el ministro de Desarrollo Económico, Carlo Calenda.

"La compañía se venderá al mejor postor (...) Pese a que Alitalia salió debilitada por el referéndum y los interesados no van a hacer regalos", comentó por su parte el ministro de Transporte, en una entrevista brindada al diario La Stampa.

El jefe de Gobierno, Paolo Gentiloni, reiteró este miércoles que la compañía no reúne las condiciones para ser "nacionalizada".

El ministro Calenda recalcó que la empresa hasta ahora ha costado 7.400 millones de euros a los contribuyentes italianos.

La única intervención pública por ahora anunciada es la de otorgar un préstamo puente de 300 a 400 millones por parte del Estado italiano, si Bruselas da la autorización.

Con este fondo la compañía podría seguir volando durante los próximos seis meses, explicó Calenda.