Apenas el árbitro cobró el penal, los jugadores del Barcelona comenzaron a insistirle a Javier Mascherano para que se hiciera cargo de la ejecución. Ante los constantes pedidos, el ex River pateó y marcó su primer tanto en 319 partidos.

Siete años y 319 partidos después, Javier Mascherano pudo cumplir su sueño: hacer un gol con el Barcelona. En la holgada victoria de los catalanes ante Osasuna, el Jefecito ejecutó el penal que convirtió para marcar el sexto gol en el 7 a 1 en Pamplona.

En principio, el croata Ivan Rakitic se iba a hacer cargo de la ejecución pero, ante la insistencia de sus compañeros e hinchas, el ex River pateó el penal, el primero en su larga carrera en el equipo catalán: "Era difícil decir que no".

MASCHERANO vs Osasuna
"No era algo que me tenía preocupado no convertir. Ante la insistencia de todo el mundo fue difícil decir que no. Surgió de los mismos compañeros", manifestó Mascherano a la prensa española una vez finalizado el cotejo en el Camp Nou.A su vez, agregó: "Lo tomo como algo anecdótico. Más una muestra de cariño que otra cosa. Lo más importante era el triunfo y tratar de ganar los tres puntos por lo que había hecho el equipo en el Bernabeu".

Emocionado y nervioso, el Jefecito admitió su inquietud en el momento de tomar la pelota y apoyarla en el punto penal: "Lo único que pensé es en pasar a la historia por errar el penal". Por último, el mediocampista de la Selección Argentina indicó que lo suyo "no es contribuir con goles" al equipo.

Embed