Jaime Romero Gómez, jugador del Osasuna que cayó goleado ante Barcelona este miércoles, está en boca de todos en España debido a una especie de "mufa" que marca que, si él está en cancha, su equipo no consigue los tres puntos.
Si bien la temporada del Osasuna no fue nada buena (de hecho terminó consumando su descenso en el Camp Nou), el mediocampista de 27 años es el que peor la está pasando, ya que continúa alimentando una mala racha que ya lleva casi cinco años.

En marzo pasado, Jaime superó el récord de encuentros de Liga en los que un jugador no puede conseguir una victoria, cuando alcanzó los 29 partidos. Sin embargo, esa cifra sigue aumentando y, con el de este miércoles, la "maldición" ya lleva 34 compromisos ligueros de los que Jaime no puede salir victorioso.

Jaime.jpg
El último partido de Liga española que ganó un equipo en el que Jaime jugó data de mayo de 2012, cuando el Granada superó al Espanyol. Desde allí, pasó por el fútbol turco, por el Real Madrid Castilla y por el Zaragoza, que en aquel momento jugaba en el Ascenso.

Otra particularidad que alimenta el mito de esta maldición es que Osasuna ganó apenas dos partidos este año (fecha 30 y 31 ante Alavés y Leganés), pero en ambos Jaime estuvo ausente por una lesión.

Además, el mediocampista sí consiguió los tres puntos jugando para el Osasuna este año, aunque fue en la Copa del Rey, donde su equipo eliminó al Granada y él marcó un tanto.

¿Logrará cortar la mufa?