El mediocampista Néstor Ortigoza habló de su presente y rendimiento en San Lorenzo, al tiempo que respondió sobre un posible desembarco en Boca.

Néstor Ortigoza buscó disipar los rumores que hablan sobre su pase a Boca. Sin embargo, no dejó un mensaje claro sobre su continuidad en San Lorenzo.

"Ir a Boca sería traicionar a la gente y pasar a ser el enemigo número uno", declaró el mediocampista. Sin embargo, agregó: "Si digo que me quiero quedar, le meto presión a los dirigentes. No hablé nada con ellos".

Embed

Por último, opinó sobre las críticas por su nivel actual: "No juego con lo que hice en el pasado, juego con lo que hago en el presente. Si fuera así, Riquelme jugaría hasta los 90".