Ricardo Fulles cuestionó el trabajo de la fiscal Graciela López Pereyra al asegurar que "no sabe dónde está parada". "La reconocimos, es ella", confirmó en medio de un inmenso dolor. Investigan si la joven estuvo secuestrada.
El padre de Araceli Fulles confirmó esta tarde que el cadáver encontrado ayer enterrado en una casa del partido de San Martín pertenece a su hija, tras reconocerlo en la morgue judicial.

Además, Ricardo Fulles cuestionó el trabajo de la fiscal de la causa Graciela López Pereyra al asegurar que "no sabe dónde está parada". "Esto no se termina acá, porque ahora van a venir muchas cosas que se hicieron mal. No se hizo lo que se tenía que hacer de entrada. Hasta cierto punto estuvimos solos", disparó el hombre.

Embed
"La reconocimos, es ella", confirmó el hombre en declaraciones a los medios de comunicación.
Por su parte, los investigadores aseguraron que el cadáver estaba completamente desnudo y que la data de muerte aproximada es de entre 28 y 30 días, un lapso compatible con la fecha de desaparición.

El cadáver fue hallado ayer en una vivienda de la calle Alfonsina Storni 4477, casi esquina 9 de Julio, de la localidad de Loma Hermosa, del partido de San Martín. Según las fuentes, estaba a unos 35 centímetros de profundidad, bajo una losa de cemento y tapado con material de construcción.

Esta mañana, expertos de la Policía Científica trabajaban nuevamente en la casa en busca de nuevos elementos de prueba, entre ellos la ropa de la joven.