Nacho Fernández sintió una molestia en la victoria del Millonario ante Emelec en Ecuador y mañana se someterá a estudios para determinar el grado de la lesión. De ser un desgarro, se perdería el choque ante Boca del próximo 14 de mayo.
Marcelo Gallardo encontró en Nacho Fernández un mediocampista mixto, que colabora con el solitario trabajo de Leonardo Ponzio en la recuperación de la pelota y se suma en el flanco de ataque, inclusive pisando el área rival. En la victoria de River ante Emelec en Ecuador por la Copa Libertadores, el ex Gimnasia debió ser reemplazado por una molestia muscular en el isquiotibial izquierdo.

Pieza clave en el esquema de Gallardo, Fernández abandonó el campo de juego a los 16 de minutos del segundo tiempo, cuando le dejó su lugar al uruguayo Camilo Mayada. ¿Cuál es el temor del técnico? Que la lesión sea un desgarro y el desgarbado mediocampista se pierda el Superclásico del próximo 14 de mayo, por la fecha 24.

Embed
Ya de vuelta en Buenos Aires, el ex Gimnasia se someterá a los estudios pertinentes. De confirmarse la peor noticia, Nacho estará al menos tres semanas inactivo y se perdería los cruces ante Boca, Temperley y Emelec en el Monumental. En Núñez intentan ser positivos y pensar en que sólo será una distensión.