El marplatense Horacio Zeballos superó al ruso Karen Khachanov por 6-4 y 6-1y clasificó a las semifinales de un ATP 500 por primera vez en su carrera. En la próxima ronda, Cebolla se medirá ante Rafael Nadal, actual número cinco del mundo.
El tenista argentino Horacio Zeballos le ganó al ruso Karen Khachanov por 6-4 y 6-1 y pasó a las semifinales del ATP 500 de Barcelona, en lo que ya es el mejor resultado de su carrera en individuales.

Zeballos, que acaba de cumplir 32 años y se ubica en el puesto 84 del ranking mundial, nunca había llegado a estar entre los cuatro mejores en torneos de este nivel (ATP 500 o más). El marplatense se impuso sobre Khachanov (56) en una hora y 14 minutos de juego, en la llamada pista "Rafael Nadal" del tradicional Conde de Godó, y en las semifinales se las verá justamente con Nadal, número cinco del mundo y múltiple campeón del torneo catalán (lo ganó nueve veces).

Embed
"Rafa" Nadal también avanzó a la semifinal luego de derrotar al coreano Hyeon Chung por 7-6 y 6-2. El mallorquín, quien viene de ser campeón en el Masters 1000 de Montecarlo, y Zeballos se enfrentaron dos veces en el circuito ATP, con una victoria para cada uno.

Nadal, ex número uno del mundo y campeón de 70 torneos ATP, le ganó en la segunda ronda de Roland Garros 2010, mientras que "Cebolla" se tomó revancha en la final del ATP de Viña del Mar 2013, el único título del circuito que ostenta el zurdo (no se cuentan los torneos de categoría Challenger o menores).

Zeballos se instaló en los cuartos de final tras haber superado al colombiano Santiago Giraldo (99), al portugués Joao Sousa (37) y al francés Benoit Paire (49). El zurdo, ex doblista del equipo argentino de Copa Davis, subirá al menos 20 puestos en el ranking.

Embed
El británico Andy Murray, número uno del mundo, tuvo que esforzarse pero le ganó al español Albert Ramos por 2-6, 6-4 y 7-6 (7/4) en tres horas y también es semifinalista. El escocés se medirá con el austríaco Dominic Thiem, que superó al japonés Yuichi Sugita por 6-1 y 6-2.

El ATP 500 de Barcelona se juega sobre polvo de ladrillo y reparte premios por 2.300.000 euros. Solamente dos argentinos se consagraron campeones en el Conde de Godó: Martín Jaite en 1987 y Gastón Gaudio en la edición de 2002.