A pesar de la llamativa y sorpresiva ola de mosquitos que se ve en los últimos días, especialistas aseguran que la invasión no llegó al pico máximo y habrá que soportarlos durante un tiempo más. Afortunadamente, no transmiten enfermedades.
La ola de mosquitos que irrumpió de forma inesperada en otoño a lo largo de toda la región estará por un tiempo más y según los especialistas, todavía no llegó a su pico máximo tras las fuertes lluvias que se registraron durante la semana.
Embed
Sin embargo, la buena noticia es que estos mosquitos, de la especie Ochlerotatus albifasciatus no transmiten enfermedades a pesar de que sus picaduras son bastante molestas.
Se trata de una especie que se reproduce en los charcos de lluvia y sobrevive a zonas mucho más frías que Buenos Aires, incluso pueden aguantar las temperaturas de Tierra del Fuego, por eso algunos los llaman los mosquitos "frozen" o "con pulóver".