Alrededor de 100 mil personas concurren a diario a comedores del Gran Buenos Aires, según un relevamiento del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI).
El informe, publicado en Diario Popular, señala además que quienes más necesitan de la asistencia de un comedor para alimentarse son principalmente jóvenes de hasta 19 años de los barrios más humildes del conurbano.

"Desde principios del año pasado hubo un aumento del 50% en la demanda de comedores comunitarios, ya sea de movimientos sociales o de la Iglesia. Hasta el día de hoy no hubo ninguna baja, el número se sigue manteniendo, con lo que se produce una estabilización de la pobreza y la indigencia, que ronda las 900 mil personas", expresó Isaac Rudnik, director del ISEPCI.

Embed
En cuanto a las cifras de indigencia, Rudnik afirmó: "Si vos cruzás el dato del 40% de inflación en alimentos con la suba de las remuneraciones mínimas, que todas estuvieron por debajo de ese número y en un marco de una pérdida importante de trabajos en negro, que son los que habitualmente toman los sectores más vulnerables, el resultado del incremento de la indigencia es una manifestación lógica".