El mediocampista ghanés Sulley Muntari abandonó el campo de juego cuando restaban unos minutos para el final del partido entre su equipo, Pescara, ante Cagliari por la Serie A debido a la entonación de cánticos racistas de la hinchada rival.
Muntari, ex jugador de Milan e Inter, incluso fue amonestado por la efusiva protesta al árbitro Daniele Minelli, quien no aceptó el pedido del jugador de interrumpir el juego mientras se escuchaban los mensajes de xenofobia.

Embed
El experimentado futbolista ghanés, de 32 años, se retiró de la cancha y dejó a su equipo con un jugador menos para disputar los últimos minutos del encuentro que finalmente terminó en derrota para el descendido Pescara (1-0).

Muntari.mp4
Zdeněk Zeman, el director técnico de Pescara, donde juegan los argentinos Albano Bizzarri y Andrés Cubas, explicó que Muntari le "pidió intervención" al árbitro pero que el referí se excusó por no haber escuchado nada. El entrenador entendió que el africano ejerció "su derecho" e hizo "bien" en dejar el campo de juego.