Se trata de la constructora brasileña Odebrecht, envuelta en un escándalo en Brasil por corrupción. También está involucrado en esa operatoria Gustavo Arribas, íntimo amigo del Presidente y titular de la agencia de Inteligencia.
A través de una de las empresas de su holding (Braskem SA), la constructora brasileña Odebrecht aportó $ 500.000 a la campaña del, ahora presidente, Mauricio Macri.

Según se desprende de documentos a los que accedió el diario La Nación, el dinero habría sido aportado en 2015, durante plena campaña presidencial. La donación del gigante brasileño se habría efectivizado mediante una de sus controladas, Braskem SA.

La compañía Odebrecht se declaró culpable por haber cometido actos de corrupción en Brasil. Lo hizo a través de sobornos y fue destapado por el caso Petrobras que involucró a políticos y empresarios.

En Argentina, están implicados por este caso desde el titular de la AFI y mejor amigo de Macri, Gustavo Arribas, hasta el primo del primer mandatario, Ángelo Calcaterra, por el soterramiento al tren Sarmiento que tuvo a esa compañía a cargo.

El aporte figura en el balance de PRO de 2015 porque la empresa pagó los cubiertos de toda una mesa en la cena de recaudación de fondos que organizó Cambiemos en marzo de ese año, admitieron desde Odebrecht y desde el partido a La Nación.

"Braskem es la compañía del holding Odebrecht para el mercado petroquímico y tiene una filial en la Argentina. El gigante brasileño utilizó la estrategia de hacer figurar el nombre de esta firma controlada de bajo conocimiento público para evitar exponerse públicamente", contó ese diario según le confiaron fuentes especializadas en financiamiento electoral.

El matutino citó, además, que dos ejecutivos y un operador de Odebrecht reconocieron de manera extraoficial que el gigante brasileño también realizó aportes a los principales candidatos (presidenciales) en 2015: Daniel Scioli (kirchnerismo), Sergio Massa (Frente Renovador) y Margarita Stolbizer (GEN).

Los tres políticos desmintieron a ese diario estos aportes, que no figuran en los informes que presentaron ante la Justicia electoral.