Nicolás Maduro habló luego de las palabras del Sumo Pontífice en las que le pidió a gobierno y oposición que "se busquen soluciones negociadas".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro se refirió al pedido de diálogo lanzado por el papa Francisco y apuntó a la posición como obstáculo para la pacificación del país.

"Si digo diálogo, huyen despavoridos, no quieren diálogo", aseguró Maduro durante su programa semanal. "Ayer (por el sábado) arremetieron contra el papa Francisco. Yo respeto las expresiones del papa Francisco", aseguró ante las cámaras de VTV.

Embed

Este domingo, el líder bolivariano calificó a las marchas opositoras como "una arremetida violenta para caotizar a la sociedad, asaltar el poder político e imponer en Venezuela una contrarrevolución". Y agregó que "lo que ellos han hecho en abril no tiene nombre".

Antes, el Sumo Pontífice había dicho: "Mientras me uno al dolor de las familias de las víctimas, para las que aseguro oración, dirijo un apremiante llamamiento al gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se evite toda forma ulterior de violencia, se respeten los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está afectando a la población".