Leonardo Bonucci, histórico defensor del campeón italiano, sorprendió este fin de semana con una actitud que difícilmente pueda verse de este lado del mapa, ya que llevó a su hijo a ver al clásico rival de la Juventus, el Torino.
Aprovechando que su equipo jugó el viernes (empate 2 a 2 ante Atalanta), el defensor de 29 años acompañó a su hijo a ver al Torino, que el sábado igualó 1 a 1 ante la Sampdoria en el Olímpico de Turín.

"Estamos en la cancha, yo para alentar y papá para estudiar al próximo rival", escribió Bonucci, cuyo hijo paradójicamente es hincha del Torino pese a que él está íntimamente vinculado a la Juventus, club en el que juega desde 2010 y con el que consiguió 10 títulos.

Embed

Noi siamo allo stadio, io a fare il tifo e babbo a studiare i suoi prossimi avversari #derbyincasabonucci

Una publicación compartida de Leonardo Bonucci (@bonuccileo19) el

Esto generó una gran repercusión en Italia y también en otros países, donde tomaron la actitud de Bonucci como ejemplar y como un gesto para imitar para comenzar a erradicar la violencia que suele vivirse en las tribunas.