El volante y capitán de Boca, Fernando Gago, aseguró que ante las reiteradas lesiones que lo afectaron en los últimos tiempos había pensado "en no jugar jugar más", y que recién ahora le empezó a "tomar de nuevo el gusto al fútbol".
El volante había sufrido a fines de marzo un desgarro en el recto anterior de la pierna derecha que lo dejó un mes afuera de las canchas, tiempo en el que hasta pensó en abandonar el fútbol por las constantes dolencias. Aunque, según contó, "unos días de vacaciones con mi mujer me hicieron reflexionar".

"Ahora hablo de fútbol con más entusiasmo y me permito analizar este presente de Boca y mi función dentro del esquema de juego. Pero atención que nosotros no sufrimos aunque a veces quedamos desprotegidos porque tenemos dos laterales que van al ataque. Si con Arsenal hasta tuvimos ocho jugadores dentro del área en algún momento. Pero son riesgos que tomamos y aceptamos, aunque para ello es importante generar la presión inmediata tras la pérdida de balón", le indicó a Fox Sports el mediocampista que el pasado domingo reapareció en el primer equipo

Embed
"Todos los equipos del fútbol mundial en Primera División son competitivos. Hay detalles en que los grandes necesitan cerrar los partidos porque en cualquier pelota parada aquellos con menos nombre pueden sacar provecho, pero ahí lo que vale es la actitud", advirtió.

Gago apuntó también que en Boca "se trabaja mucho en lo defensivo porque con el poderío ofensivo que tiene el equipo siempre se producirán chances. Es que nuestros delanteros tienen un 'uno contra uno' que es letal. Tenemos mucha velocidad, pero eso nos genera pérdidas. Ellos son tan rápidos que los defensores y volantes no llegamos a tomar posición para respaldar la jugada y entonces quedamos mal parados. Pero hicimos muchísimos goles de contraataque".

Embed
"Por eso es bueno que ante Arsenal haya debutado un chico de 18 años como Gonzalo Maroni, porque para él fue una experiencia única, ya que en la Bombonera lo coronó con un gol. Es muy chico, pero ya le veía en las prácticas que tenía muy buen cambio de ritmo", elogió.