El capitán del seleccionado argentino no estará presente en la sede de FIFA para declarar por la suspensión que le impusieron cuando insultó a un juez de línea. Chiqui Tapia, presidente de AFA, tampoco viajará a Suiza.
El capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi, no viajará a Zúrich para ensayar una defensa que le permita reducir las cuatro fechas de suspensión que le aplicó de oficio la FIFA por insultar a un árbitro asistente brasileño en el encuentro de eliminatorias que el representativo nacional le ganó a Chile por eliminatorias sudamericanas en el estadio Monumental y presentará ese descargo a través de una videoconferencia, dijeron hoy fuentes de la AFA.

También anunció que no estará presente en la sede de FIFA en Suiza el presidente de AFA, Claudio Tapia, quien en la primera gestión de su mandato había viajado a Barcelona justamente para convencer a Messi de que se presentara ante el Tribunal disciplinario como acto de buena voluntad para lograr benevolencia en el fallo, pero su intento no tuvo éxito.

Embed
Messi argumentó que no viajará por "problemas personales", por lo que estará representado por Andrés Urich, flamante asesor legal de la AFA, quien ya viajó a Barcelona para acompañar a Juan de Dios Crespo, abogado de un estudio español contratado desde Argentina.

Del resultado de lo que acontezca el jueves en Zúrich también estará atento en España el actual entrenador de Sevilla y próximo de la selección argentina, Jorge Sampaoli, quien por estas horas está pendiente de la clasificación del equipo español a la Champions League 2018, ya que marcha cuarto en la liga con tres puntos menos que Atlético Madrid y por ahora está ingresando a la fase clasificatoria de esa competencia.

Embed
Si logra ese objetivo, la AFA se evitará pagar el millón y medio de euros que le costará la rescisión de su contrato con la entidad andaluza.