El Programa de Inserción Laboral rige desde la fecha luego de que se publicara el decreto 304/2017 que lo regula en el Boletín Oficial. Los beneficiarios de programas como Argentina Trabaja, Ellas Hacen y otros podrán seguir cobrando el dinero que perciben si consiguen trabajo.

El Gobierno oficializó la puesta en marcha del Programa de Inserción Laboral conocido como Empalme con el que permitirán que por dos años quienes sean beneficiarios de planes sociales los mantengan en el caso de que logren conseguir un empleo. El Estado subsidiaría a las empresas que brinden empleo en blanco y no así a los desempleados o empleados informales.

El llamado "sistema de empalme" entre planes sociales y el empleo registrado privado está publicado en el Boletín Oficial como el decreto 304/2017 con firma del presidente Mauricio Macri y los ministros Carolina Stanley de Desarrollo Social, Jorge Triaca de Trabajo y el jefe de Gabinete Marcos Peña.


El lunes, en un acto con gremialistas alineados en Cambiemos, el Presidente explicó que el objetivo del programa denominado "Empalme" es "que todos aquellos que tengan algún plan puedan entrar a trabajar sin perderlo" y que las empresas puedan incluirlo como componente del salario para facilitar la incorporación de empleados.

Con el sistema, los beneficiarios de programas como Argentina Trabaja, Ellas Hacen y otros de alcance nacional podrán cobrar el dinero que perciben por esos planes a través de sus nuevos empleadores.


Argentina Trabaja
Argentina Trabaja
Argentina Trabaja

Así, si una empresa contrata a un beneficiario de Argentina Trabaja con un sueldo neto de 12.000 pesos durante dos años el Estado le pagará a esa firma el monto de ese plan, que hoy equivale a 4.030 pesos por mes.

La medida beneficiará a más de 400.000 personas que forman parte de programas nacionales de empleo de los Ministerios de Trabajo (el primero en aplicarlo) y Desarrollo Social.

Embed