Luiz Flavio de Oliveira, juez del duelo entre Agua Santa y Bragantino, sufrió una tremenda lesión tras pisar mal en pleno encuentro y terminó con el tobillo fracturado.
Bragantino perdía 1 a 0 y buscaba la igualdad en el comienzo del segundo tiempo, cuando el juego se vio interrumpido porque el árbitro estaba en el piso y gritando de dolor. Solo por haber pisado mal tras un movimiento, su tobillo izquierdo se fracturó y ya no hubo nada que hacer.

Árbitro.mp4
Tras el ingreso de ambos cuerpos médicos, Oliveira fue retirado en ambulancia y el partido siguió porque fue reemplazado por el árbitro asistente.