Dos docentes y la directora de la escuela a la que iba Florencia Di Marco en Mendoza deberán presentarse este jueves ante la Justicia puntana. Lo hacen porque presuntamente estaban al tanto de los abusos y no habrían seguido con los protocolos de rigor. .
Este jueves se espera que las maestras Adriana Yolanda Ramírez y María Teresa García Cobos, junto a Sonia Mónica Poblete, directora de la escuela Ameghino, en Palmira (Mendoza), donde Florencia Di Marco cursaba sus estudios primarios, presten sus testimonios ante a la jueza que investiga el crimen de la nena de 12 años.
Embed
En su visita a la escuela mendocina, la Policía de San Luis tomó conocimiento sobre un audio, donde una de las maestras le comentaba a otra que Florencia contaba en la escuela "que luego de bañarse era manoseada por su padrastro".
Embed
Ese comentario fue compartido con la madre de la nena, quien desestimó la versión. No obstante, desde la Justicia puntana buscan determinar si esos dichos de Florencia a las maestras fueron compartidos por las docentes con alguna autoridad judicial, siguiendo el protocolo de rigor.
Por esta situación, por ahora, la Dirección General de Escuelas (DGE) separó de sus cargos a las tres docentes.
Embed
Florencia apareció muerta el 22 de marzo y la autopsia demostró que había sido abusada antes de morir, pero que también había señales de otras violaciones anteriores.
Por el crimen fueron detenidos Lucas Gómez, padrastro de la niña y sospechoso de ser el autor del abuso y el crimen, y Carina Di Marco, la mamá de la nena.
Embed