Según la familia del joven de 18 años, Luis Reales fue golpeado y sometido a ejercicios físicos excesivos durante los cinco días que estuvo en la escuela de policía.

Un aspirante a policía de 18 años denuncia que fue torturado durante los cinco días que estuvo en la Escuela de Policía. "Mi hijo estaba al límite. Si esperábamos algunas horas más para llevarlo al médico, se moría", declaró Adriana Barrionuevo, mamá de Luis Reales.

El chico entró a la Escuela de Policía el 1 de abril y salió directo a una sala de terapia intensiva por un "fracaso renal agudo por rabdomiolisis (por) antecedente de ejercicio físico intenso en días previos", según publicó La Gaceta.

Embed
Durante los primeros días, el cadete estuvo con una crisis de nervios que no le permitió hablar de lo que había vivido, pero de a poco pudo relatar todos sus padecimientos.

"Luis entró un día a las 8 de la mañana. Lo hicieron pasear por toda la escuela y subir una rampa con un bolso gigante, pesadísimo. En la habitación, lo hicieron 'ranear', como se le llama a los ejercicios de castigos", relató Jorge Lobo Aragón, abogado de la familia.

"Al llegar al sanatorio 9 de Julio no lo podíamos despertar. Estaba al límite"

"Después pasó por extenuantes ejercicios con cinco instructores que los demás cadetes no hacían, mientras lo 'psicopateaban' a gritos. Lo tuvieron parado durante horas solo hasta que llegaba alguien y le daba más ejercicios de castigos. No le dieron agua ni comida", agregó.

Lobo Aragón afirmó que un cadete más grande "le pegó en el pecho. Luis se golpeó muy fuerte la cabeza contra la pared". Tras dos días bajo ese traro, el joven comenzó a orinar sangre y a vomitar todo lo que le daban para comer, según declaró el abogado.

"Al llegar al sanatorio 9 de Julio no lo podíamos despertar. Estaba al límite. Los médicos me dijeron que no podían asegurarme que pudiera salvarse", aportó la madre.

Según la historia clínica que del sanatorio, Reales no tenía antecedentes serios de enfermedades y sufría de un "fracaso renal agudo por rabdomiolisis (por) antecedente de ejercicio físico intenso en días previos".

Por todo esto, Lobo Aragón presentó una demanda por lesiones graves y abandono de persona contra el director de la escuela, comisario Jorge Cruz (director de la escuela), entre otros.

Según Cruz, "Todo se hizo como corresponde y se encuentra documentado".