Un ex dirigente culé reveló que no todo era paz en la intimidad del plantel azulgrana y contó que varias figuras, entre ellos un delantero argentino, armaban orgías dentro del club.
El responsable de la confesión fue Alfons Godall, quien en aquella época se desempeñaba como dirigente de un Barcelona que, tras la obtención de la Champions League en 2006, tuvo una época de sequía de títulos y llovieron los rumores sobre diferentes cuestiones extrafutbolísticas.

En este contexto, más de 10 años después, Godall confesó que algunos jugadores hasta hacían orgías dentro del club y además le hacían la vida imposible a los más jóvenes del plantel. Entre los nombres involucrados aparecen los del brasileño Ronaldinho, el portugués Deco y el argentino Maxi López.

Embed
Como dato de color, el dirigente relató además que, por este tipo de actitudes, este grupo de jugadores fue apodado por los trabajadores del club como "el club de la caipirinha".

Embed