Investigadores dejaron un cadáver humano en un bosque para estudiar cómo los animales carroñeros se alimentaban de nuestros restos.
Instalaron una cámara frente al cuerpo para observar cómo zorros, buitres, mapaches y coyotes actuaban ante el mismo.

El tema es que se encontraron con algo que nunca hubiesen imaginado: capturaron a un ciervo de cola blanca comiéndose al humano.

ciervo carne humana (2).jpg
<div>Fotografían a un ciervo de cola blanca comiendo restos humanos</div>
Fotografían a un ciervo de cola blanca comiendo restos humanos
No se trata de un descubrimiento que los ciervos coman carne de vez en cuando en situaciones de hambre extrema. Se sabe que se alimentan, en esos casos, de conejos o pájaros. Sea como sea, es la primera vez que capturan a uno comiendo carne humana, según informan los resultados publicados en Journal of Forensic Sciences.

El cadáver fue donado a la ciencia y ubicado en una zona de investigación de 10 hectáreas en Texas, Estados Unidos.

Embed
La intención del estudio es entender cómo cambian los restos humanos a lo largo del tiempo y qué pasa durante la descomposición. De esto se puede desprender información relacionada a la resolución de crímenes donde se dejan cuerpos en bosques.