El abogado español Juan de Dios Crespo, que intervino en la apelación ante FIFA por la suspensión del capitán del Seleccionado argentino, Lionel Messi, declaró que "no había falta grave" para mantener la suspensión de cuatro partidos impuesta luego de insultar a un juez asistente en un partido de Eliminatorias, la que fue revertida el pasado viernes como resultado de la estrategia de la defensa.
El letrado español comentó que "si se entiende que hay insulto, desde el primer momento, esa circunstancia debería haber sido reflejada por el árbitro en el acta del partido y si se entiende que no lo hay, no se debe proceder de oficio", según refleja la agencia EFE.

Embed
Messi había sido castigado por la Comisión Disciplinaria de la FIFA con cuatro partidos de sanción tras el incidente con el árbitro brasileño en la victoria frente a Chile (1-0) en el Monumental, el pasado 23 de marzo, camino al Mundial de Rusia 2018.

"Esa expresión ya la había pronunciado Messi con anterioridad y también lo había hecho el chileno Gary Medel. Es un desahogo, un estado de ánimo; no es un insulto porque no va dirigida a nadie"
, señaló el abogado valenciano.

Embed
El especialista en derecho internacional del deporte agregó que el indulto al astro argentino supone "aplicar el reglamento" como corresponde, por el hecho de dejar sin efecto el castigo anterior sin sustento por la ausencia de una falta grave.

"No es que la FIFA haya cambiado de criterio, es que desde un punto de vista jurídico, un equipo de cuatro abogados, dos españoles y dos argentinos, ha demostrado ante juristas de mucho nivel que había razones suficientes para la nulidad",
concluyó Crespo.

Luego de recibir los cuatro partidos de suspensión, Messi no pudo jugar la siguiente fecha de Eliminatorias ante Bolivia en La Paz, pero si lo podrá hacer en las cuatro jornadas que restan: Uruguay (V), Venezuela (L), Perú (L) y Ecuador (V).