Los científicos estaban estudiando a dos sepias en pleno acto de reproducción cuando apareció de golpe un tercero en cuestión. El duro combate entre los dos machos que fue filmado se volvió viral en las redes.

El macho escoltó a la hembra, más pequeña que él, hasta un lugar donde dejar sus huevos. Pero de repente, apareció un tercero en discordia Sin dudarlo, el recién llegado echó al primero.
pelea sepias.mp4
Después de un violento arranque y de expulsar una nube de tinta, el recién llegado logró ponerse junto a la indiferente hembra.
Los cromatóforos, células que guardan pigmentos en la piel de estos moluscos, tiñeron de negro al desterrado, que no le queda otra opción que partir.