Un intento de abuso registrado en los últimos días en el barrio San Miguel de Bahía Blanca convulsionó a todos los vecinos, quienes ya denunciaron al presunto acosador y aseguran mantenerse en constante alerta.

Paola Donnay, la madre de una joven que se salvó milagrosamente de ser atacada sexualmente, se refirió al presunto degenerado y contó el mal momento que vivió su hija.

"Estaba yendo a hacer unas compras cuando frenó el tipo este, abrió la puerta de atrás, donde había otros dos hombres, y la quisieron meter de prepo. Le decían que no tuviera miedo, que la iba a pasar bien", relató a La Brújula.

Embed
Además, la madre de la víctima aseguró que su hija se salvó porque otra vecina advirtió la situación y "empezó a gritar".

Según contó la mujer, el presunto atacante fue detenido en horas de la madrugada del sábado.

"Tenemos un grupo de WhatsApp en el barrio y la verdad es que lo revolucioné cuando mi hija me contó lo que le había pasado. Es un peligro", relató.