El milagroso episodio ocurrió este lunes. La abuela llegó a la comisaría con el bebé de un año en una situación crítica, ya que la criatura no respiraba. Por suerte, dos efectivos reaccionaron rápidamente y lo reanimaron.

Los policías mendocinos de la Comisaría 37 de Godoy Cruz se convirtieron en superhéroes este lunes al salvarle la vida a un bebé que fue trasladado a la dependencia policial por su abuela. Según trascendió, cuando la criatura llegó al lugar no respiraba y los uniformados actuaron rápidamente.

Mientras llamaban al Servicio Coordinado de Emergencia de esa ciudad, el auxiliar Cristian Alcaraz y el Sub comisario Daniel Rivero le aplicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) al bebé para que vuelva a respirar.

Una vez en el hospital, los médicos le diagnosticaron broncoaspirado y convulsivo al bebé, por lo que quedó internado en terapia intensiva y en estado reservado.