El cantante mexicano Alejandro Fernández protagonizó una de sus habituales presentaciones en la Feria de Puebla de su país natal que terminó viralizándose y no por su calidad para cantar rancheras. El Potrillo casi que debió interrumpir su show tras sentir nauseas luego de tomar una bebida alcohólica que le regaló una fan.

Fernández comenzó el show con normalidad pero tras unos tragos de algo que parecía tequila, el cantante mostró su malestar en el escenario, tal como se aprecia en algunas fotografías y videos que tomaron los asistentes y que fueron compartidos en diversas redes sociales.

Alejandro Fernandez
Tras lo ocurrido, utilizó su cuenta de Twitter para explicar el hecho y mostrar que tiene buen sentido del humor.

Embed