Un bombero le salvó la vida a un niño que se había caído en una pileta en Brasil haciéndole RCP y logrando que vuelva a respirar.