Se trata de Emanuel Molina, quien dio positivo de betametasona en el encuentro del Decano ante Sarmiento del pasado 12 de marzo. La dirigencia tucumana deberá atender el caso y realizar su descargo antes de que el jugador sea sancionado.
A pocos días del dóping positivo del defensor de Independiente Nicolás Figal, un jugador de Atlético Tucumán resultó positivo en un control después del partido ante Sarmiento del pasado 12 de marzo. Se trata de Emanuel Molina, quien dio positivo de betametasona.

Embed
Molina tomó un medicamento específico durante la recuperación de la rotura de ligamentos cruzados que lo mantuvo marginado de los partidos a lo largo de un año, antes de reaparecer contra los de Junín, sin saber bien sobre la presencia e ilegalidad de tal sustancia. La dirigencia de Atlético deberá atender el caso y realizar su descargo antes de que el jugador sea sancionado.

¿Qué es la betametasona? Es un corticoide que tiene efecto analgésico y antiinflamatorio, que se encuentra vedado desde el 2016, cuando se realizó una modificación en el reglamento. Desde el Decano manifestaron apoyo hacia el mediocampista nacido en Córdoba y nacionalizado colombiano, quien normalmente ocupa un lugar en el banco de suplentes del equipo de Pablo Lavallén.