El equipo de Sarandí, en zona de descenso en el torneo local, humilló al conjunto peruano, en la revancha de la primera fase. Así, se metió en 16vos de final de la Copa Sudamericana. Los goles fueron de Sánchez Sotelo (2), Bellocq, Botinelli, Brunetta y Corvalán.