Un perro chihuahua ayudó a detener el miércoles a la noche a un peligroso narcotraficante que se dio a la fuga tras un operativo en Bella Vista, Tucumán.

Todo comenzó cuando el delincuente, apodado "comadreja vieja", escapaba de la Policía tras una frustrada entrega de droga. El fugitivo se escondió en la copa de un árbol y de no ser por la pequeña mascota, hubiera huido.

Medios locales indicaron que el animal comenzó a ladrar de manera insistente y a mirar hacia un árbol de mora, lo que alertó a los uniformados.

Embed
Tras varios minutos de una infructuosa negociación, el sujeto cayó al suelo y pudo ser detenido.

Se constató que se trataba de un buscado dealer de la zona. En su poder le encontraron 25 envoltorios de marihuana y 500 pesos.