Los organizadores del festival de cine de Cannes establecieron que las películas que quieran participar de la competencia deben distribuirse en salas de cine, lo que le puso un coto a Netflix que estrena sus films principalmente on demand.
Inesperadamente, y tras la publicación hace dos semanas de los filmes que este año conformarán la Selección Oficial del 70° Festival de Cannes, se detectó la presencia entre las producciones que compiten por la Palma de Oro, de dos que son impulsadas por Netflix, que motivaron a los organizadores a plantear un cambio de reglas para la próxima edición.

El festival encabezado en lo artístico por Thierry Fremaux, viejo cinéfilo y a su vez titular del Instituto Lumiére que apoya el cine-en-el-cine y la reapertura de salas cinematográficas en toda Francia habría cuestionado el hecho de que dos de las películas incluidas en la selección, la surcoreana "Okja", de Bong Joon-ho y la estadounidense "The Meyerowitz Srories", de Noah Baumbach, respaldadas por la plataforma Netflix, no se iban a estrenar en salas francesas.

Embed
"The Meyerowicz Stories" cuenta la historia de una familia cuyos miembros estaban separados y se reúnen para un evento que celebra la obra de su padre, con actuaciones de Ben Stiller, Adam Sandler, Dustin Hoffman, Emma Thopson y Candice Bergen, mientras que "Okja" aborda la ficción fantástica y tiene como eje a una joven coreana que viaja por Estados Unidos y que debe arriesgarlo todo para detener a una poderosa multinacional que pretende secuestrar a su mejor amigo: un animal gigantesco llamado Okja.

Todo surgió tras el anuncio de la empresa acerca de que "The Irishman", de Martin Scorsese, con Robert de Niro y Al Pacino, se vería principalmente on demand y no en cines convencionales
en muchos países, y se desayunaron que lo mismo ocurriría con esos dos elegidos para competir en la muestra.

El comunicado lanzado ayer por los organizadores de Cannes es claro y contundente: "El festival agradece la llegada de un nuevo operador que decide invertir en el cine, pero quiere reiterar su apoyo al modelo tradicional de exhibición en salas francesas y mundiales", dice.

"En consecuencia, y tras la consulta con los miembros de su directorio, el Festival de Cannes decidió modificar sus reglas para adaptarse a esta situación sin precedentes: cualquier filme que quiera participar en la competencia de Cannes debe comprometerse a ser distribuido en las salas francesas", medida que entraría en vigencia desde 2018.

Embed
Los responsables del festival que es considerado por muchos motivos el más importante del mundo, aseguraron que estuvieron en negociaciones con Netflix para que revisaran su postura de no estrenar en salas esas dos producciones pero no obtuvieron resultados positivos.

Es importante recordar que en la última entrega de los Oscar se incluyeron dos producciones, que recibieron premios, la ficción "Manchester frente al mar" de Amazon, que tuvo un estreno limitado en Canadá, su país de origen y Estados Unidos solo en función de que no limitaran su posibilidad de competir por los premios de la Academia, la otra la miniserie documental de 8 horas "O.J.: Made in America", de Ezra Edelman para la cadena ESPN, que solo fue por TV.

Por la red Facebook, el CEO de Netflix, Reed Hastings, aseguró tras conocer el comunicado: "El sistema cierra fila contra nosotros", y de esa forma se sumó a una polémica que en el próximo festival, que va del 17 al 28 de mayo, y durante el desarrollo del paralelo Marche du Film (el inmenso mercado del filme donde se cierran transacciones multimillonarias), también desfilará por su alfombra roja.