La chica de 14 años fue sometida a una cirugía para tratar de reparar el daño, aunque los médicos le informaron a la familia que la pérdida es irreversible. Aún hay esperanzas de salvar el otro ojo.
La adolescente de 14 años que fue baleada por su compañero en un colegio de Salta perdió la visión en un ojo a raíz de los daños que le causó la bala, y este domingo será sometida a una segunda cirugía.

Durante esta mañana y hasta el mediodía, la joven fue sometida a una cirugía para tratar de reparar el daño, aunque los médicos le informaron a los padres que la pérdida de visión "es irreversible", según publicó el diario El Tribuno de Salta.

Embed
Además, indicaron que esperarán hasta mañana para que la zona afectada se desinflame, y volverá a ser sometida a una segunda cirugía.

El padre de la víctima, Juliá Farías, explicó: "Está despierta y estable, está escuchando todo lo que dicen los médicos; nos han aconsejado también que la atienda un psicólogo".
La adolescente fue baleada el viernes en la cara por un compañero en plena hora de clase, en un colegio de Pichanal, hecho por el cual la joven fue trasladada de urgencia al hospital de Orán.