El bebé que fue "resucitado" por tres policías de la Comisaría 37 de Godoy Cruz, Mendoza, fue dado de alta el sábado.
El nene, que fue operado del corazón en diciembre pasado, había llegado a la comisaría con un cuadro respiratorio severo en la primera semana de mayo y los uniformados le aplicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Con el alta, los padres de Juan Bautista se presentaron en el lugar para agradecer personalmente a los policías.

Embed
"En ese momento sólo pensé como padre. Sentí miedo que pudiera pasarle algo a ese bebé, entonces sólo me enfoqué en ayudarlo mientras llegaba la ambulancia", relató el inspector Baeza, de Godoy Cruz y padre de un nene de tres años.

Los tres policías contaron al diario El Sol que, luego de asistir al bebé y dejarlo en manos de los médicos, llamaron numerosas veces al hospital de menores para saber el estado de salud de Juan Bautista, ya que su "recompensa" máxima era que saliera sano y estable.