Una ONG denunció a Macri por utilizar fondos públicos para hacer propaganda política durante un partido de fútbol. La decisión del gobierno de Macri de apelar a esta estrategia implica un cambio radical. Mirá qué decía años atrás.
En campaña el ahora presidente Mauricio Macri había prometido que iba a mantener Fútbol para Todos "pero sin la propaganda política". Al final no hizo ni lo uno ni lo otro. Mientras resigna recursos en favor de los sectores más concentrados de la economía, como la eliminación de las retenciones al agro y a la minería el presidente ajusta por otro lado en un intento por "hacer cerrar las cuentas".

Ya con la sentencia de muerte del fútbol gratuito en la Argentina Macri tomó el manual del kirchnerismo que tanto denostó cuando era oposición y utilizó el entretiempo de los partidos de mayor audiencia para hacer propaganda política a poco más de un mes para que se celebren las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de cara a las elecciones Legislativas de octubre próximo.

Embed
Sin embargo no siempre en el macrismo tuvieron el mismo concepto sobre la posibilidad de hacer política en las transmisiones de fútbol.

En 2013 Macri utilizó su cuenta de Twitter para cargar contra la estrategia que ahora adoptó. "¿Le puedo creer a un gobierno que usa la publicidad del fútbol para su propaganda y para difamar a opositores?" escribió en aquella oportunidad el ahora presidente.

En la misma lína y ya con el macrismo en el gobierno el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, festejó la falta de propaganda política en los partidos de fútbol.

Embed
También a través de la red Twitter Lombardi lanzó un dardo por elevación al kirchnerismo que hoy se le vuelve en contra. "Ver el fútbol sin propaganda política. Un placer volver a sentirnos respetados como ciudadanos y no como un país jardín de infantes" celebró en febrero de 2016 durante el torneo de verano de fútbol.

Un mes más tarde insistió: "El fútbol sin propaganda política. Se respira otro aire. Habíamos naturalizado disparates".

El domingo el macrismo apeló a la propaganda política en los partidos de fútbol y Macri sumó así una promesa más de campaña a la larga lista de incumplidas.

Embed