La víctima denunció que un cuidacoche le pegó un trompada en la cara sin medir palabra para robarle sus pertenencias. El fuerte golpe le causó fractura del tabique.

Un joven rosarino denunció que el pasado viernes sufrió un robo y una salvaje agresión por parte de un trapito. Según contó, un hombre le pegó una trompada en la cara sin mediar palabra, lo que provocó la rotura de su tabique, y le robó una cadenita y su reloj.

La víctima, apodada Pasky, es encargado de un comercio que está situado a pocos metros del lugar donde están los trapitos a quienes conoce hace años.

"El viernes salí del local, pasé por Oroño entre Jujuy y Salta. Eran entre seis y ocho que estaban sentados en los bancos del medio. Pasé sin mirar porque nos conocemos de vista hace como seis años. Se levantó uno que no conocía, me arrancó la cadena que tenía en el cuello y aprovechó el tirón y el movimiento de mi cabeza para pegarme una piña en la nariz sin decirme nada", relató el joven a Rosario3.com.

Agredido
Un trapito le rompió el tabique para robarle
Un trapito le rompió el tabique para robarle

"Después del golpe no me acuerdo mucho. Sé que me sacó también el reloj. Los otros nunca se metieron porque me conocen y le decían como que se había mandado una cagada. Volví al local y llamé a la ambulancia. Lo que me indigna es que nunca la GUM y la Policía los revisa ni los controla", añadió.

Pasky manifestó que el sábado pasado fue a la guardia de un sanatorio porque la nariz "no paraba de sangrar". "La radiografía dice que tengo fracturado el tabique. Este lunes tengo turno con el otorrino", afirmó.

El joven radicó la denuncia en la comisaría 3ª, de jurisdicción en la zona. "El policía me pidió que le dé el nombre y el apellido del que me pegó y que lo describa. Y que cuando me lo cruce que llame al 911. Pero ese no es el problema porque tal vez no lo vea más. El resto de los trapitos sigue ahí", dijo.