"Queremos dejar de ser granero del mundo", sostuvo el Presidente ante los empresarios que participan en Beijing del Foro de Negocios e Inversiones. "Debe haber pocos países tan complementarios", agregó.

El presidente Mauricio Macri ratificó ante los empresarios chinos y argentinos que participan en Beijing del Foro de Negocios e Inversiones que "queremos dejar de ser granero del mundo para ser supermercado del mundo, y agregarle valor a las materias primas" en Argentina.

"Perdí la cuenta de la cantidad de veces que visité este maravilloso país. Primero en el '89 como empresario, luego como presidente de Boca, después como alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, y hoy me toca representar a todos los argentinos; esto me entusiasma mucho", dijo a los empresarios chinos, que seguían sus palabras mediante la traducción simultánea.

Embed
"Estoy contento de que haya llegado una delegación nutrida de empresarios argentinos, que vienen a relacionarse, a construir proyectos en común con el empresariado de este impresionante país", agregó el mandatario enfocando en el eje central de este encuentro.

"Argentina y China tienen 45 años de relación diplomática, algo que fue creciendo con el tiempo. Hoy ya China es el segundo socio comercial e importante inversor. Como Presidente pienso que lo que viene es mucho más importante que lo que sucedió en el pasado", afirmó.

Embed
"Queremos ser predecibles y confiables para los amigos de China que quieran" invertir en la Argentina, agregó el mandatario al cerrar el Foro empresario en el que busca atraer capitales el gigante asiático, y destacó que "debe haber pocos países tan complementarios".