En Europa se encuentran algunos de los museos más renombrados del mundo. El Louvre en Francia, la Capilla Sixtina en el Vaticano y el Museo del Prado en España están entre los mejores.