Los propietarios de varios departamentos ubicados en Manhattan, Nueva York, deberán pagar una millonaria multa por alquilar sus inmuebles a través de la página Airbnb durante un lapso menor a 30 días.

Las autoridades de esa ciudad volvieron a dar un ejemplo de la mano dura con la que están sancionando a aquellos propietarios que renten sus viviendas a través de este tipo de plataformas sin cumplir con las leyes.

En las últimas horas, la dueña de un departamento del Lower East Side fue demandada por la ciudad de Manhattan por 1.2 millones de dólares por, presuntamente, alquilar varias unidades a través de Airbnb.

Se trata de Rose King, quien fue acusada por los abogados de la Ciudad por usar distintas identidades para poner en alquiler habitaciones en sus propiedades.