El cocodrilo vivía solo en el Parque Nacional Dry Tortugas, en Estados Unidos y por la seguridad de los visitantes y la del reptil, fue trasladado a un nuevo parque.
Catorce años después de aparecer de una manera misteriosa en una de las islas remotas del Parque Nacional Dry Tortugas en los Cayos de Florida, un cocodrilo bautizado como "el más solitario del mundo" tiene un nuevo hogar.
Acostumbrado a los turistas que llegaban al parque cargados de comida, guardaparques y otros funcionarios del estado el pasado domingo enlazaron a Cleatus, un cocodrilo americano en la lista de especies amenazadas, y lo sacaron de la fosa bajo un puente que conecta con el Fuerte Jefferson en donde frecuentemente se escondía.

La operación del traslado de "Cleatus", un Cocodrylus acutus de nueve pies de largo (2,7 metros) y 70 kilos de peso, se inició el domingo y culminó este lunes en West Lake (sur de Florida).

Embed
La decisión de sacar a "Cleatus" de Dry Tortugas fue la seguridad de los visitantes y la seguridad y la salud del cocodrilo, dijo el administrador de ese parque nacional, Glenn Simpson, según informaron este martes medios locales.

El cocodrilo se había habituado a los humanos y últimamente se le veía con frecuencia cerca de una playa cercana a Fort Jefferson, un fuerte del siglo XIX situado en Cayo Jardín, que es el centro del parque Dry Tortugas y adonde llegan los transbordadores desde Cayo Hueso.
El reptil pertenece a una especie menos común que la de los caimanes. Su hábitat está en el sur de Florida y el Caribe y hoy en día existen unos 3.000 ejemplares. "Cleatus" fue visto por primera vez en Dry Tortugas en 2003.

En 2008 fue capturado para hacerle una serie de pruebas, en las que se descubrió que su madre provenía de la población de cocodrilos americanos de los Everglades y su padre probablemente de Jamaica.

La prensa bautizó a "Cleatus" como el "cocodrilo más solitario del mundo", pues era el único existente en el Parque Nacional Dry Tortugas, adonde no se sabe desde dónde llegó.