La ex soldado Chelsea Manning, quien en 2010 filtró un número récord de documentos secretos a WikiLeaks mientras era analista de inteligencia militar, fue liberada de la prisión militar estadounidense.
Manning fue sentenciada a 35 años de prisión tras ser condenada en 2013 por robar 750 mil páginas de documentos y videos antes de filtrarlos a WikiLeaks. Se trató de una de las filtraciones más grandes y comprometedoras de información clasificada en la historia de Estados Unidos.

Sin embargo, en enero pasado, el presidente Barack Obama conmutó la sentencia de Manning antes de terminar su mandato proporcionándole así una fecha de liberación mucho más temprana de lo esperado.

Embed

En total, Manning, quien comenzó un proceso de cambio de sexo durante su estancia en la cárcel, pasó casi cuatro años en la prisión militar de Fort Leavenworth, en Kansas.

Pese a tener un rango muy bajo, Manning comenzó a recopilar información clasificada desde su puesto en Irak y a filtrarla a la web de WikiLeaks, que hasta ese momento era irrelevante.