La Federación de Inglaterra aprobó una nueva regla, en la cual todos los futbolistas que engañen al árbitro serán sancionados con dos jornadas sin poder jugar. ¿Qué te parece?

La Federación de Fútbol de Inglaterra siempre está en la búsqueda de un deporte más justo. Este jueves aprobó una nueva norma, que afirma que los jugadores que finjan dentro del área para que les cobren un penal serán sancionados con dos partidos (retroactivos) a partir de la próxima temporada.

Según las nuevas reglas, las jugadas en que un futbolista engañe al árbitro para que dictamine un disparo desde los doce pasos o una expulsión podrán ser revisadas por una comisión independiente formado por 3 miembros, cuya decisión debe ser unánime para que la FA pueda imponer la sanción.

Embed
"El proceso será similar al que se usa ahora respecto a un acto merecedor de tarjeta roja (conducta violenta, juego peligroso, escupir a un rival) que no ha sido visto por los colegiados pero sí ha sido captado por la cámara", anunció la FA en un comunicado.

La comisión, que recibirá el nombre de Comisión Reguladora Independiente, tendrá potestad para quitar la amonestación o la roja recibida por el jugador rival como resultado de la simulación de su adversario.