El piloto de Top Race cumple con la condena de no manejar autos y envió un mensaje desde su cuenta de Instagram luego de su acuerdo con la Justicia. "Lo que no mata, fortalece", publicó.
Alejandro Gastón Radetic, uno de los acusados de participar en una picada a más de 240 kilómetros por hora por el centro de la ciudad de Buenos Aires en abril pasado, accedió a un juicio abreviado en el que recibió una condena a un año de prisión en suspenso, dos años de inhabilitación para conducir automóviles y el decomiso de su camioneta Porsche Cayenne.

Luego de su acuerdo con la Justicia, el piloto y reggaetonero compartió una foto donde se lo ve piloteando un helicóptero acompañado de un mensaje. "Lo que no mata, fortalece y de los errores uno aprende...", comienza el texto que Biscardi compartió en su cuenta de Instagram.

"Hoy tengo mas experiencia de vida que ayer y es gracias a ustedes! No solo a los que siempre me apoyaron sino también a los que me criticaron aun sin conocerme y creyendo todas las mentiras que escucharon, ya que de las criticas es de donde mas se aprende" escribió Radetic.

"Por esto mismo, gracias y perdón a quien pudo sentirse lastimado por mis palabras o acciones", cerró su mensaje.

Alejandro Gastón Radetic
Alejandro Gastón Radetic
Alejandro Gastón Radetic

En tanto, Alejandro Biscardi, el otro de los acusados por correr una picada a 240 KM/H en la avenida 9 de Julio, se presentó tras permanecer un mes prófugo ante el fiscal del caso y aceptó someterse a un juicio abreviado en el que será declarado culpable de conducción riesgosa en concurso real con daño agravado.

El video en el que se los ve a Rádetic y a Biscardi corriendo picadas por distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires -como la Avenida 9 de Julio y varias calles y avenidas de los barrios de Palermo, Villa Crespo y hasta la autopista Illia- fue publicado en Internet el 29 de abril pasado.

En sus cuentas de redes sociales, Radetic se describe a sí mismo como "cantante de reggaeton, fiestero, fierrero y excéntrico" y se muestra en una gran cantidad de fotografías rodeado de mujeres semidesnudas, con armas de alto calibre y autos de alta gama en su casa de un barrio privado de Tigre, Buenos Aires.

En su papel de "reggaetonero", el piloto, junto al contante Owin, filmaron un video con Charlotte Canniggia, la mediática hija del ex futbolista Claudio Paul Canniggia.