El monarca nipón Akihito reapareció públicamente tras la cancelación de su agenda por problemas de salud. Está a punto de abdicar tras una ley que lo permitirá. El Presidente regresa desde las 7.30 a la Argentina tras una semana de viaje.

Los emperadores de Japón se reunieron hoy en el palacio imperial de Tokio con el presidente argentino, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada..

Este fue el último acto en la agenda del viaje de dos días de Macri a Japón antes de regresar a Argentina y es la primera aparición pública del emperador Akihito desde que el pasado martes anunciara una cancelación de su agenda de trabajo debido a su estado de salud por segunda vez este año.

Embed
Akihito, que se mostró recuperado de los síntomas del resfriado que ha sufrido estos días, y la emperatriz Michiko recibieron sonrientes a la entrada del palacio imperial a Macri y a su esposa, a los que acompañaron después al interior para mantener un breve encuentro.

Desde que accedió al trono en 1989, el actual emperador ha visitado Argentina en una ocasión, en 1997, cuando se reunió con el entonces presidente Carlos Menem.

Embed
La de hoy también ha sido la primera aparición de Akihito, de 83 años, después de que el Gobierno nipón aprobara ayer el proyecto de ley para permitir que pueda abdicar en su hijo, el príncipe heredero Naruhito, de 57 años.

Después de que el año pasado Akihito manifestara públicamente su deseo de abandonar el trono debido a su avanzada edad y su delicada salud, el Ejecutivo nipón ha tenido que elaborar una legislación especial para permitir la renuncia en vida del jefe de Estado, algo que originalmente no recoge la ley que rige la Casa Imperial.

Embed
Según se informó oficialmente, el mandatario, junto a la primera dama, Juliana Awada, su hija Antonia y la comitiva que lo acompañó durante el viaje, viajaba rumbo a la Argentina a las 19:30 hora de Japón, 7:30 hora del país.

La salud del monarca nipón se ha visto debilitada en los últimos años, ya que se sometió a una operación de "bypass" coronario en 2012 y sufrió un cáncer de próstata en 2003 tras el que padeció osteoporosis debido al tratamiento hormonal que se le recetó entonces.