Federico Farías desapareció el 4 de mayo y su familia viajó a Perú para seguir de cerca la investigación en la zona donde ya trabajan 10 policías especializados en rescate.
Un mensaje de audio que Federico Farías le envió el 4 de mayo a una amiga antes de desparecer camino a Machu Picchu, en Perú, prueba que el mochilero argentino empredió el viaje por una ruta alternativa a la turística.

Farías le explicó a su amiga que haría el camino de La Hidroeléctrica, en la zona del Río Vilcanota, en vez de tomar la ruta turística que miles de personas siguen al año para conocer la ciudadela inca. Ya hay diez policías especializados en rescates y personal civil trabajando en la zona.

Embed

De acuerdo con Laura, una amiga de la familia, Farías dijo en su audio que "iba a caminar por el costado de unas vías del tren hasta llegar al camino de La Hidroeléctrica, que no iba a cruzar el puente sino que bajaría al Río Vilcanota por unas escaleras medio escondidas entre la vegetación y caminaría por la orilla hasta llegar a La Arenera, y que cruzaría ahí el río para ir a la montaña del Huayna Picchu, que es el ingreso a las ruinas por la parte trasera".

Sin embargo, algo salió mal en el itinerario de Farías porque su familia no sabe nada de él desde el 4 de mayo, el mismo día en que le envió el audio a su amiga. Los padres del mochilero denunciaron su desaparición el jueves pasado y su padre y un hermano ya viajaron a Cusco para seguir de cerca la investigación, aunque no pudieron llegar a la hostería de Aguas Calientes donde se hospedó el muchacho por falta de dinero.

Embed

Federico, de 21 años, se encontraba en medio de un viaje de un año por Latinoamérica y su objetivo era llegar hasta las islas del Caribe.