María de los Ángeles París falleció en la comisaría 10 de Rosario dos horas después de haber ingresado a hacer una denuncia. El episodio aún no fue esclarecido.
Silvio Cortez, el jefe de la comisaría 10 de Rosario donde murió la bibliotecaria María de los Ángeles París, fue desplazado de su cargo el viernes pasado por orden del jefe de la Unidad Regional II de la Policía de Rosario, Marcelo Villanúa.

París, de 45 años, murió el 3 de mayo pasado apenas dos horas después de haber ingresado a la comisaría 10 de Rosario para radicar una denuncia. El caso aún no fue esclarecido pero Cortez fue desplazado de su cargo "por los motivos de público conocimiento", afirmó Villanúa al sitio La Capital.

Embed
Desde el Ministerio de Seguridad santafesino aseguraron que el desplazamiento de Cortez "no implica ninguna imputación" sino que fue una medida para "preservarlo" por el carácter público que adquirió el caso esta semana. La comisaría 10 quedó en manos de Fernando Rodríguez, según precisó Villanúa.

Los hermanos de París se reunieron este sábado con el ministro de Seguridad santafesino, Maximiliano Pullaro, tras pedir que se esclarezcan las circunstancias de la muerte de la bibliotecaria, quien había ido a denunciar un intento de robo y murió esposada dentro de la comisaría tras sufrir un "brote psicótico" según los oficiales que la atendieron.

"Es increíble que a alguien que ingresó a una comisaría a hacer una denuncia la traten por la fuerza dos varones, la tomen de los pelos, la insulten, le pongan las esposas y la dejen abandonada en un cuarto", expresó Guillermo Paris un día antes de reunirse con Pullaro.