El Centro de Monumentos Nacionales de Francia ya está en plena tarea para poner a punto uno de los lugares turísticos más importantes a nivel mundial.
Operarios del Centro de Monumentos Nacionales (CMN) de Francia se encuentran en plena tarea de restauración de la abadía medieval que se encuentra sobre el monte Saint-Michel, una formación rocosa en el estuario del río Couesnon.

monte saint michel 1
La ciudadela en la roca ya está en plena restauración<br>
La ciudadela en la roca ya está en plena restauración
El primer lugar tramo de la restauración se centra en La Maravilla, el claustro que data de 1228 y ofrece una de las postales más idílicas de Normandía, en el noroeste de Francia. Se espera que la obra dure hasta noviembre de este año con un costo de dos millones de euros.

Embed
"El monte Saint-Michel es el monumento de nuestra red que tiene mayor visibilidad internacional", explicó Philippe Bélaval, presidente de la CMN, que también tiene en su órbita otros lugares históricos como el Arco del Triunfo o la Sainte-Chapelle, ambos en París.

Dado que el turismo es uno de los principales negocios de la zona, y que la abadía del monte Saint-Michel es tan reconocible para el visitante como la Torre Eiffel, las autoridades esperan que la renovación de la estructura de madera refuerce la actividad.

Los operarios ya trabajan en una de las 137 columnas de piedra caliza marmolizada que sostienen la bóveda de la sala conocida como La Maravilla, cuya pared del lado oeste cuenta con tres arcos que dan al mar y al vacío a 80 metros de altura.

Originalmente la función de esta sala era ofrecer un espacio para la meditación y oración de los monjes benedictinos pero desde 1979 fue declarada patrimonio universal por la Unesco. La abadía también cuenta con un jardín con estanque, bóvedas y esculturas.