Antes de asumir en la Selección argentina, Jorge Sampaoli lamentó que hubiera silbidos en su contra en su último partido al frente del Sevilla, que fue goleada por 5-0 ante Osasuna.

El inminente director técnico de la Selección argentina, Jorge Sampaoli, insistió este sábado, tras poner fin a su temporada en el Sevilla con una goleada ante Osasuna (5-0) que corresponde a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) resolver su contrato con el equipo español para hacerse cargo de la albiceleste.

"Argentina tiene que resolver mi contrato con el Sevilla. El presidente está al tanto de todo y son ellos los que tienen que negociar. No puedo generar presión para que alguien me contrate. La AFA tendrá que vincularse a mis obligaciones y derechos en ese contrato", declaró en conferencia de prensa. "El camino de la aceptación de que me vaya a Argentina no depende de mí en exclusiva, no me compete", añadió.

Embed

Sampaoli ya dejó claro el viernes, en la conferencia de prensa previa al partido contra Osasuna, su deseo de ponerse al frente de la Albiceleste: "Hay una intención clara de mi país de tenerme como seleccionador y tengo la ilusión desde muy chico de tener esa chance".

En declaraciones a la web del club andaluz, el presidente del Sevilla José Castro volvió a remitirse a la cláusula de rescisión de contrato de Sampaoli. "Tenemos clarísimo que hay una cláusula que hay que abonar y que no existe posibilidad de negociaciones, entre otras cosas porque cuando firmamos a Sampaoli también pagamos una cláusula a la federación chilena por tanto si la AFA lo quiere también tendrá que abonarla", declaró Castro.

Antes de oficializar su adiós, Sampaoli agradeció el trato recibido en Sevilla: "No puedo más que dar agradecimiento, viví en una ciudad en la que sentí el cariño popular y lo pasé realmente bien aquí".

"Disfruté de la sensación que dio el equipo. Logramos 72 puntos y me siento muy orgulloso de haber participado en este proyecto", agregó el técnico, que clasificó a su equipo para la previa de la Liga de Campeones.

Sobre los silbidos recibidos al inicio del encuentro de la afición, Sampaoli culpó a la prensa: "Ganaron ustedes", dijo a los periodistas. "Los que querían que me silbaran lo lograron. No sentí agravio en el campo. Si me silbaron, ganaron la batalla los que querían que hubiera silbidos. No me voy de aquí no por plata ni como un mercenario, me voy a la selección de mi país", concluyó.