Una pareja de patovicas habría golpeado a dos chicas en el boliche Uniclub del Abasto cuando querían echarlas del lugar por cantar canciones feministas.

"Poder, poder, poder popular. Luchar con la compañera, le gusta a usted, le gusta a usted. Y ahora que estamos juntas, y ahora que si nos ven. Abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer. Arriba el feminismo, que va a vencer, que va a vencer", esto es lo que cantaban Malena, Micaela y Paula en la madrugada del domingo en el boliche Uniclub, ubicado en Guardia Vieja 3360, en pleno corazón del Abasto.

Las jóvenes habían ido al lugar para ver tocar a una banda de cumbia llamada "Carniceros del amor" y vivaban desde el público como cualquier otro grupo de asistentes pero parece que las consignas feministas alteraron los ánimos de un patovica que se acercó, una vez que terminó el show, para pedirles que levantaran sus pertenencias del piso. Según las chicas los abrigos, carteras y demás estaban contra el escenario, sin interrumpir el paso, con lo cual decodificaron que la actitud del empleado de seguridad de la empresa C.A.P.S.A era una reprimenda por su cánticos. De acuerdo con esto, le preguntaron el por qué de la directiva y el hombre se retiró para volver acompañado.

MORETONES.jpeg
"Lo primero que hace es llamar a la patovica mujer para que nos saquen. Primero empujan y tiran al piso a Micaela y ahí, cuando intervengo, me sacan a mí entre los dos: él, usando a la compañera de escudo, para sacarme a la fuerza sin tocarme", contó Paula Massa que terminó con moretones en los brazos del forcejeo y los golpes, al igual que Micaela de su caída al piso.

MORETONES1.jpeg
Una vez fuera de la discoteca, exigieron nombres, apellidos y el DNI de los patovicas, empleados de la empresa C.A.P.S.A que es tercerizada. Tardaron una hora y media en conseguirlos. "Estuvimos un montón de tiempo presionando para que nos dieran los nombres, lo cual es ilegal, al igual que la violencia física que ejercieron. Además el patovica hombres no amenazó. Nos dijo ´No saben con quien se metieron", aseguró Massa.

MORETONES2.jpeg
Ella y sus amigas radicaron la denuncia penal en la Comisaría N°9 por lesiones por violencia. "La violencia patovica sucede hace años. No tuvimos en particular experiencias personales hasta ahora pero no queremos más violencia contra las mujeres".