La policía francesa registró las casas de Pastore y Di María en territorio galo, en el marco de una investigación por presunta evasión fiscal.
El operativo policial se realizó el martes por la mañana en las casas de Javier Pastore y Ángel Di María, futbolistas del PSG, en el marco de una investigación por presunta evasión fiscal.

El 20 de diciembre la Fiscalía gala pidió que se investigara la denuncia de Football Leaks, que habla de que los jugadores argentinos desviaban sus ingresos publicitarios a las Islas Vírgenes o Panamá.

Según la denuncia, Di María giró al menos 5 millones de euros a Panamá; el monto desviado por Pastore ascendería a 1,9 millones. Además se sospecha que el PSG, el club donde juegan actualmente, fue cómplice de la maniobra de "Fideo".