Roquefor-sur-Soulzon, Auvernia y Normandía, entre otras regiones de Francia, ofrecen cada sus quesos auténticos para los amantes de la leche cuajada.
No es lo mismo comer un queso azul que roquefort. ¿Por qué? Porque el segundo es un producto procedente específicamente de la región de Roquefort-sur-Soulzon, en la región Mediodía-Pirineos, Francia, donde se recolecta la leche de oveja para hacerlo.

Embed

La región de Auvernia, en el centro de Francia, tiene un paisaje muy especial con sus volcanes inactivos, las aguas termales de Vichy y numerosas granjas que ofrecen quesos como el Bleu d'Auverne, el Saint Nectaire, el Salers, el Cantal y el Fourme d'Ambert, todos con el sello de DOP (denominación de origen protegido).

A varios kilómetros, en el noroeste del país, Normandía es la región perfecta para los amantes de los quesos fuertes pero de pasta blanda Pont l'Évêque, Livarot y Neufchâtel, así como el famoso Camembert, que se produce en muchos otros países, pero sólo el francés es el auténtico.

Quienes prefieran los quesos semiduros, en especial el Gruyere de Comté, pueden ir a probarlo al departamento de Jura, en el este de Francia. Este queso de pasta firme compite por la atención de los visitantes con el Gruyere, el Morbier, el Mont d´Or y el Bleu de Gex.

En los Ródanos-Alpes se extiende la ruta del queso de Savoya que incluye el Beaufort, un gruyere fuerte que está hecho a una gran altura. En esta misma zona montañosa se pueden probar los exquisitos Reblochon y Emmental así como el Chevrotin, que está hecho de leche de cabra.

Poitu-Charentes, que tiene sus costas sobre el Atlántico, es la región perfecta para los cultores del queso de cabra como el Chabichou, el Mothais sur Feuille y el Chevre-boite y tiene su propia ruta con 33 paradas, la mayoría entre las localidades de Niort y Poitiers.

El País Vasco y el Bearn, en los Pirineos, la frontera natural con España, ofrece quesos de leche de oveja no cocida sino prensada, como en el caso del Ossau-Iraty, que están listos para ser degustados de junio a noviembre.

Como pasa con el Roquefort, el Brie, hecho de leche cruda de vaca, también es un queso con DOP aunque ahora forme parte de la región administrativa de Isla de Francia, cerca de París. El más famoso es el brie de la localidad de Meaux.

En el norte de Francia, en la región de Picardía y Norte-Paso de Calais, el queso Marolles es el más popular con su pasta blanda y costra roja, y una historia que se remonta a un monje de la abadía de Maroilles en el año 962.